• 1131
  • 0
  • 0
Cautiva a tu cliente, cuéntale una historia.

Cautiva a tu cliente, cuéntale una historia.

Contar historias es algo que ha hecho el ser humano desde tiempos inmemoriales. ¿Quién no ha oído hablar de los juglares y los trovadores que, durante la edad Media, iban de pueblo en pueblo contando historias épicas o líricas mediante las que daban a conocer las hazañas de los caballeros de la nobleza? Recitaban también sobre las novedades de las doncellas, matrimonios, separaciones, nacimientos, etc.

Es gracias  a la tradición oral que aún se sabe de las costumbres de aquellas épocas sin olvidar que los que vivían lejos podían enterarse de lo que pasaba en otros reinos lejanos.

Hoy día seguimos contando historias. Según  Scientific American 65% de nuestras conversaciones están compuestas justamente por historias personales y chismes. ¡Al cerebro humano le encanta y por lo tanto se vuelve más fácil de recordar! Es por eso que puedes convertir tu storytelling personal o el de tu empresa en una excelente herramienta de ventas.

Antes de comenzar cuida que lo que vas a contar sea real, verídico, con lo que otras personas pueden identificarse;  señala tus valores o los de la organización para que los puedas comunicar en tu relato y destaca aquellos aspectos que te hacen diferente a los demás.

Una vez que tienes claro estos puntos ¡emociónate! Sin emoción no hay reacción. Usa palabras atractivas, siempre en positivo y habla de cómo te hicieron sentir esos momentos tan importantes que estás recordando a través de tu relato. Refuerza tu speech con movimientos corporales abiertos, usa tus manos para ilustrar las situaciones que estás narrando.

Finalmente, no olvides que un storytelling bien construido te puede ayudar a hacer simple lo que parece complejo de entender y a conectar con tu audiencia para generar confianza e identificación con la marca que representas.

¡Manos a  la obra!

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

0%